Apagón en Brasil: justicia pide explicaciones, gobierno da caso por cerrado

La justicia brasileña dio este jueves 72 horas a las autoridades para que expliquen las causas del apagón que dejó a oscuras a la mayor parte del país y a grandes ciudades como Rio o Sao Paulo, mientras el gobierno daba por cerrado el asunto.

La justicia brasileña dio este jueves 72 horas a las autoridades para que expliquen las causas del apagón que dejó a oscuras a la mayor parte del país y a grandes ciudades como Rio o Sao Paulo, mientras el gobierno daba por cerrado el asunto."Es un asunto ya cerrado", sostuvo el jueves el ministro de Energía, Edison Lobao.Según Lobao, el apagón fue causado por "descargas atmosféricas, vientos y lluvias muy fuertes" en Itaberá, sur del estado de Sao Paulo, lo que provocó un cortocircuito que paralizó las líneas de transmisión con la central hidroeléctrica binacional de Itaipú, en la frontera con Paraguay, país que también quedó a oscuras.Pero el jueves, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) impugnó la explicación oficial argumenando que el bajo nivel de electricidad registrado por la agencia el martes en la mayor planta generadora de Brasil "no pudo ser capaz de producir una desconexión de la red"."Las posibilidades de que un rayo haya sido la causa del apagón son mínimas", afirmó el INPE en un comunicado, en base al análisis de su Grupo de Electricidad Atmosférica.Más tarde en la jornada, el Ministerio Público Federal (MPF, fiscalía) emplazó a la Secretaría Ejecutiva del Ministerio de Minas y Energía, la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), el Operador Nacional del Sistema Eléctrico Nacional (ONS) y a la dirección jurídica de la Usina Itaipú Binacional a informar en el plazo de 72 horas sobre las causas del corte que afectó a unos 70 millones de brasileños y también dejó sin luz a Paraguay.El procedimiento administrativo iniciado por el fiscal Marcelo Ribeiro, del estado de Goiás (centro), también dio 15 días para que las reparticiones emitan un análisis del incidente indicando responsables por puestos y cargo.Las compañías de electricidad de Brasil y Paraguay ya habían planteado dudas acerca de los argumentos de Lobao, que alegó que no se encontraron daños en las líneas de transmisión eléctrica en el sur de Brasil y que la planta ha estado operando normalmente. "Aunque hubiese una tempestad en la región próxima a Itaberá (en el sur de Sao Paulo), con actividad de rayos en el horario del apagón, las descargas más próximas estaban aproximadamente a 30 km" de la estación que sufrió los daños, y a 10 y 2 km, respectivamente, de las líneas de transmisión que salen de Itaipú, afirmó el INPE.Las dudas, que socavan las explicaciones gubernamentales, aumentan los interrogantes acerca de la capacidad de Brasil para organizar la Copa del Mundo de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, y sugieren la posibilidad de que la infraestructura disponible sea inadecuada.El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva intentó dar garantías el miércoles de que el sistema energético de Brasil estaba en buenas condiciones."No hubo falta de producción de energía. Se sigue generando energía. Tuvimos un problema en las líneas de transmisión", dijo.El apagón de la noche del martes interrumpió el suministro eléctrico en 18 de los 26 estados brasileños, incluidas las principales ciudades, Rio de Janeiro y Sao Paulo, por varias horas. También dejó sin electricidad a Paraguay, pero por menos tiempo.

Más noticias

0 Comentarios