Anuncian campaña para evitar fraudes que afectan a dueños de casas

Gobierno anuncia esfuerzo coordinado para combatir el fraude en la modificación de préstamos hipotecarios y las estafas que perjudican a los propietarios de vivienda en Estados Unidos y los deja sin recibir ayuda federal.

Anuncian campaña para evitar fraudes que afectan a dueños de casas Anuncian campaña para evitar fraudes que afectan a dueños de casas

Anuncian campaña para evitar fraudes que afectan a dueños de casas

El nuevo esfuerzo que se anunció hoy coordina la respuesta de las agencias federales de la ley, los investigadores y fiscales estatales, las autoridades civiles de aplicación de la ley y el sector privado. El objetivo es que los propietarios de vivienda que buscan ayuda conforme al programa del poder ejecutivo Making Home Affordable estén protegidos contra delincuentes que traten de aprovecharse de ellos.

Los departamentos federales del Tesoro, de Justicia, (DOJ) y de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD),  la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission o FTC), y el fiscal general de Illinois hablaron hoy sobre nuevos programas para coordinar información y recursos en todas las agencias a fin de maximizar los esfuerzos y la eficiencia de las investigaciones contra el fraude, alertar a las instituciones financieras sobre los ardides que surjan, intensificar los operativos e informar a los consumidores para ayudar a evitar que quienes están teniendo dificultades económicas pasen a ser víctimas de estafas en la modificación de préstamos o supuestos rescates de la ejecución hipotecaria.

Este año, en un esfuerzo por darle estabilidad al mercado de vivienda y asegurar que los propietarios de vivienda responsables puedan permanecer en sus casas, el poder ejecutivo anunció Making Home Affordable, un programa para ayudar a los propietarios que reúnan los requisitos, a refinanciar o modificar sus hipotecas. El plan ayudará de 7 millones a 9 millones de familias a reestructurar sus préstamos o refinanciar a fin de reducir sus pagos mensuales y hacer que sus hipotecas sean menos onerosas ahora y en el futuro, una oportunidad de ayuda que desafortunadamente también conlleva mayores oportunidades de que los delincuentes se aprovechen de los consumidores en busca de ayuda.

La FTC recientemente analizó los avisos impresos y de Internet de operaciones en todo el país para evitar la ejecución hipotecaria e identificó aproximadamente a 71 empresas distintas con anuncios sospechosos. La Red contra los Delitos Financieros (Financial Crimes Enforcement Network o FinCEN) del Departamento del Tesoro también realizó estudios recientes sobre fraude hipotecario que descubrieron que de julio del 2002 a junio del 2008, las instituciones de depósito denunciaron casi 180,000 casos de presuntas actividades de fraude hipotecario, y los estafadores a menudo también estaban involucrados en otros tipos de delitos.

“El programa Making Home Affordable del poder ejecutivo es un elemento crucial de nuestros esfuerzos por estabilizar el sistema financiero y asegurar que contribuya a nuestros esfuerzos por propiciar el crecimiento económico”, afirmó el secretario del Tesoro Tim Geithner. “Los propietarios estadounidenses necesitan desesperadamente la ayuda que este programa ofrece, pero lo último que necesitan es que se aprovechen de ellos mientras tratan de aferrarse a sus casas. Este gobierno se ha comprometido firmemente a no sólo proporcionarles ayuda a los propietarios en peligro de perder su vivienda, sino también a tomar medidas enérgicas contra cualquiera que trate de estafarlos”.

Con ese fin, el Tesoro y FinCEN anunciaron una campaña ya en marcha para detectar anticipadamente y combatir planes de estafar a quienes modifiquen sus préstamos hipotecarios, además de coordinar los esfuerzos en curso de las agencias para investigar el fraude y ayudar a descubrir y procesar judicialmente a delincuentes. En menos de una semana, la nueva campaña de FinCEN ha producido pistas que han ayudado a diversas agencias a detener las actividades ilegales de quienes estafan ofreciendo modificar préstamos o evitar la ejecución hipotecaria. Al emprender este esfuerzo, la FinCEN compilará información sobre posibles estafadores, en base a una variedad de datos a disposición de las agencias normativas y de la ley, y entidades de protección del consumidor, con el propósito de identificar delincuentes potenciales y alertar, de forma preventiva, a las agencias de la ley participantes.

Por medio de la FinCEN, el Tesoro también está alertando a las instituciones financieras del peligro de los ardides que surgen con relación a la modificación de préstamos. La alerta identifica ciertos indicios de peligro que con la modificación de préstamos o estafas con pretexto de evitar la ejecución hipotecaria que ameritan que las instituciones financieras presenten un informe de actividades sospechosas (Suspicious Activity Report o SAR). La alerta enumera ejemplos de indicios de posible actividad fraudulenta, como exigir el pago de honorarios antes de que se presten los servicios. Además, la alerta solicita que las instituciones financieras incluyan la frase “foreclosure rescue scam” en las secciones narrativas de todas las denuncias pertinentes.

Como parte de la campaña multi-institucional, el fiscal general Eric Holder describió formas en que el Departamento de Justicia ha estado tomando medidas enérgicas contra planes para cometer fraude hipotecario, entre ellas, lograr varias condenas de estafadores en meses recientes. También destacó el compromiso del Departamento de Justicia de trabajar con socios en agencias normativas y de la ley a nivel federal y estatal, a fin de asegurar una respuesta concertada e integral al problema, y describió la labor del departamento con la FTC y los fiscales generales estatales, a fin de revitalizar el Grupo de Trabajo Ejecutivo (Executive Working Group), que permite que los aliados coordinen e intercambien datos sobre asuntos relacionados con la competencia y el fraude contra el consumidor. El fiscal general también afirmó que el departamento se concentra en investigar y procesar judicialmente a prestamistas que discriminan contra prestatarios debido a su raza, origen nacional u otros factores por los que se prohíbe hacerlo.

“Para millones de estadounidenses, el sueño de la propiedad de vivienda se ha convertido en una pesadilla debido al actuar inescrupuloso de personas y empresas que se aprovechan del infortunio de otros”, dijo el fiscal general Eric Holder. “El mensaje del Departamento de Justicia es simple: si discriminan contra prestatarios o se aprovechan de propietarios vulnerables con fraudes hipotecarios, los encontraremos y los sancionaremos”.

Más noticias

0 Comentarios