Anticastristas donan dinero masivamente a demócratas

Los grupos de presión anticastristas en Estados Unidos han reorientado sus donaciones hacia los demócratas, que controlan en la actualidad el Congreso, hasta totalizar el 76% de sus envíos con ese destino, según un informe divulgado este lunes por una organización no gubernamental.

Los grupos de presión anticastristas en Estados Unidos han reorientado sus donaciones hacia los demócratas, que controlan en la actualidad el Congreso, hasta totalizar el 76% de sus envíos con ese destino, según un informe divulgado este lunes por una organización no gubernamental.El objetivo de ese importante flujo de dinero, que desde 2004 representó en total más de 10 millones de dólares, es tratar de influir el debate legislativo sobre las relaciones con Cuba y, en especial, una votación que se anuncia cercana sobre el levantamiento total de la prohibición de viajar a la isla.En 2004 el 71% del dinero de los cubano-estadounidenses anticastristas fue a parar a los republicanos, que dominaban por entonces el Congreso, mientras que los demócratas recibieron un 29%, según el estudio de la organización Campaña Pública (Public Campaign).Ese dinero fue donado por individuos o por asociaciones conocidas en Estados Unidos como PAC (Comités de Acción Política en inglés), que deben constituirse obligatoriamente cuando se recaudan fondos superiores a los 1.000 dólares para un candidato federal o un partido.En el ciclo legislativo que arrancó con las elecciones de noviembre de 2008 y que se renovará dentro de un año, el 76% de las donaciones individuales y a través del CAP correspondiente de cubano-estadounidenses han ido a parar a los demócratas, y el 24% a los republicanos, informa Campaña Pública.Ello significa 117.000 dólares para los demócratas y 34.000 dólares para los republicanos, detalló a AFP un portavoz de Campaña Pública."Ahora que los demócratas controlan la agenda, el PAC (cubano-estadounidense) ha cambiado espectacularmente su estrategia para desarrollar sus relaciones con miembros demócratas", explica el informe.Campaña Pública analizó en concreto las donaciones a 53 demócratas que a principios de este mes firmaron una carta contra cualquier cambio en la política hacia Cuba.Esa carta fue divulgada ante el creciente número de legisladores en la Cámara de Representantes que está suscribiendo un proyecto de ley para levantar toda prohibición a viajes hacia Cuba.Los 53 firmantes de la carta han recibido, hasta la fecha, 510.000 dólares de un PAC conocido como Democracia EEUU-Cuba. Otros 356.000 dólares fueron donados por conocidos anticastristas.El proyecto de ley para autorizar los viajes a Cuba sin excepción ya ha cosechado más de 200 adhesiones en la Cámara de Representantes (435 escaños en total), según fuentes legislativas.El próximo miércoles 19 va a celebrarse una audiencia pública en el comité de Relaciones Exteriores de la Cámara al respecto. Hay otros dos proyectos legislativos igualmente en estudio en el Senado y la Cámara.Los vínculos de demócratas y republicanos de origen cubano con la tenaz oposición anticastrista, particularmente en Florida, son conocidos desde hace lustros en Estados Unidos.Pero el informe de Campaña Pública, que la organización asegura que es el más completo hasta la fecha, apunta también a otros legisladores y a datos que pueden provocar polvareda en Washington."Es un grupo de al menos 18 representantes cuyas posiciones cambiaron desde 2004 en temas relacionados con Cuba el que atrajo nuestra curiosidad", señala el texto.El representante demócrata Mike McIntyre (Carolina del Norte), por ejemplo, votó hasta 2004 de forma continuada a favor de levantar la prohibición de viajar a Cuba.A partir de una primera donación de 1.000 dólares de un PAC anticastrista, en abril de 2004, McIntyre votó en julio de ese año de forma contraria.En septiembre de ese año volvió a recibir 2.000 dólares, justo después de votar contra un proyecto que quería levantar la prohibición de viajar a Cuba para los cubanoestadounidenses.McIntyre ha recibido desde entonces 14.500 dólares en donaciones.Esta posibilidad de viajar para los que tienen familiares en la isla quedó abierta de nuevo el pasado 13 de abril, gracias a una orden del presidente estadounidense, Barack Obama.El embargo aplicado por Estados Unidos a Cuba prohíbe a sus ciudadanos viajar a la isla desde 1962.

Más noticias

0 Comentarios