EL concierto de Año Nuevo en Viena, bajo la batuta del francés Georges Prêtre

El concierto de música clásica más mediático del mundo, el dado en Año Nuevo por la Orquesta Filarmónica de Viena, será dirigido el viernes, por segunda vez, por el director de orquesta francés Georges Prêtre y transmitido por televisión a 72 países de todo el mundo.

El concierto de música clásica más mediático del mundo, el dado en Año Nuevo por la Orquesta Filarmónica de Viena, será dirigido el viernes, por segunda vez, por el director de orquesta francés Georges Prêtre y transmitido por televisión a 72 países de todo el mundo.Cuatro países se agregan a la larga lista de los que transmiten este tradicional concierto, consagrado al vals vienés de la familia Strauss y cuyo origen se remonta a 1939: Mongolia, Mozambique, Sri Lanka, Trinidad y Tobago.En total, cerca de 50 millones de telespectadores escucharán este concierto excepcional, desde Albania a Uruguay, pasando por Australia, China, India, Japón, Estados Unidos y Rusia.Otra novedad este año, el vestuario del ballet fue creado por el diseñador italiano Valentino, que, tras poner fin a su larga carrera en la alta costura, emprende una de diseñador de trajes de ballet manteniéndose fiel a su color predilecto, el rojo.Para la edición 2010 del concierto de Año Nuevo, la Orquesta Filarmónica recurrió a dos bailarines estrella de la Opera de París, la italiana Eleonora Abbagnato y el francés Nicolas Le Riche, y al coreógrafo italiano Renato Zanella.También por vez primera, el concierto será difundido en alta definición y podrá ser seguido en directo por internet, a través de uno de los portales de la televisión estatal austríaca ('http:/TVthek.ORF.at').Para Georges Prêtre, de 85 años de edad, se trata del reconocimiento de su larga relación con Viena y la Orquesta Filarmónica, a la que él dirigió por primera vez en 1962. Único director de orquesta francés invitado al prestigioso concierto, Prêtre tuvo un gran éxito en su debut en él, el 1 de enero de 2008."Para mí, es una relación excepcional de confianza que continúa y que me permitirá, por segunda vez, transmitir al mundo entero, a través de la música, un mensaje de amor y de paz", declaró el director francés.Como es habitual, las entradas para el concierto se vendieron en el mundo entero con un año de antelación.Elegido por los músicos que, desde la creación de la Filarmónica en 1842, administran ellos mismos la orquesta, Georges Prêtre forma parte del grupo de 13 directores (de los que es el decano) que han tenido la batuta en este exclusivo club vienés, junto con Willy Boskovsky, Herbert von Karajan, Carlos Kleiber, Nikolaus Harnoncourt, Clemens Krauss, Lorin Maazel, Claudio Abbaddo, Riccardo Muti, Zubin Mehta, Seiji Ozawa, Mariss Jansons y Daniel Barenboïm.Para la edición 2010, Georges Prêtre y la Filarmónica de Viena previeron algunas novedades, entre ellas un homenaje al compositor Otto Nicolai, cuyo bicentenario será celebrado en 2010.Además del culto de la música y del vals vienés, el concierto de Año Nuevo es para la Filarmónica de Viena una ocasión de mejorar sus finanzas, gracias a las ventas de CD y DVD.

Más noticias

0 Comentarios