América Latina y UE anuncian histórico acuerdo que cierra guerra del banano

Los países latinoamericanos y la Unión Europea pusieron fin el martes a la guerra del banano que los oponía desde 1993 por los aranceles de importación de ese producto a la UE, en un acuerdo histórico saludado por el director general de la OMC, Pascal Lamy.

Los países latinoamericanos y la Unión Europea pusieron fin el martes a la guerra del banano que los oponía desde 1993 por los aranceles de importación de ese producto a la UE, en un acuerdo histórico saludado por el director general de la OMC, Pascal Lamy.El compromiso incluye a Estados Unidos y los países ACP (en su mayoría ex colonias europeas de África, Caribe y Pacífico), también involucrados en el conflicto, uno de los más antiguos y complejos llevados ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), según la Comisión Europea."Los embajadores de los países de la UE y de América Latina" ante la OMC "acordaron hoy (martes) poner fin a su diferendo sobre las importaciones de banano", señaló Bruselas en un comunicado.Horas antes, Ecuador --primer exportador de banano a la UE y al mundo-- había anunciado la rúbrica del "denominado Acuerdo de Ginebra sobre Comercio de Banano con la Unión Europea", según un texto de prensa de la misión ecuatoriana ante la OMC."En la negociación participaron además todos los países latinoamericanos proveedores de banano a la Unión Europea", agregó Ecuador, en referencia a Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú y Venezuela.Según el acuerdo alcanzado, se reducirá el arancel vigente de 176 a 148 euros por tonelada hasta llegar a 114 euros en aproximadamente ocho años. El acuerdo entrará en vigencia una vez que haya sido ratificado por todas las partes."Tras largas consultas, exámenes jurídicos, negociaciones y el aliento de una intermediación honesta, se encontró una solución", celebró el director general de la Organización Mundial del Comercio, Pascal Lamy, al referirse a una de las "sagas" más "complejas" y "sensibles" llevadas ante la OMC."Esto demuestra que no hay cuestiones comerciales que no puedan ser solucionadas por los miembros de la OMC", agregó Lamy, para quien esta disputa ha sido "ha sido una de las sagas más largas de la historia del sistema comercial internacional desde la Segunda Guerra Mundial".En el comunicado de Ecuador, se indica que la UE "se ha comprometido a devolver los aranceles pagados desde la fecha de la rúbrica del acuerdo hasta la fecha de su firma".De su lado, los países de América Latina "no reclamarán mayores recortes" incluso cuando se reanuden las negociaciones de la ronda de Doha y abandonarán sus demandas contra la UE en la OMC, señaló la Comisión Europea.El acuerdo abarca también a Estados Unidos y los ACP.En América Latina, el presidente costarricense, Oscar Arias, se mostró "sumamente complacido" por el acuerdo.En Ecuador, el viceministro de Comercio, Julio Oleas, dijo que permitirá a su país retomar las negociaciones con Europa sobre un tratado comercial que involucra a Colombia y Perú.Estados Unidos, cuyas multinacionales comercializan buena parte de los bananos producidos en América Latina, "acordó solventar su disputa con la UE", señaló Bruselas.De su lado, la Comisión Europea ofreció 200 millones de euros (290 millones de dólares) a los países ACP, quienes se benefician de un régimen arancelario preferencial, para ayudarlos a adaptarse a una mayor competencia.Interrogado por la AFP, Gerhard Otmar Hiwat, embajador de Surinam en Bruselas y portavoz de la ACP en asuntos de banano, explicó resignado que si bien las ex colonias consideran "insuficiente" la compensación, la "decisión final" es de la UE.El presidente de la Organización Central de Productores Exportadores de Ananás y Banano (OCAB) de Costa de Marfil, Michel Gnui, advirtió que el acuerdo creará una "competencia temible" para África.El acuerdo significa también una bocanada de aire fresco para la Ronda de Doha de la OMC de liberalización del comercio mundial, lanzada en 2001 con la pretensión de concluirla en 2005 y actualmente bloqueada desde el año pasado tras infructuosas negociaciones.En declaraciones a la AFP, Benita Ferrero-Waldner, comisaria de Relaciones Exteriores en la Comisión Europea saliente, aseguró que el acuerdo permitirá dar un "impulso importante" a las negociaciones de la ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

Más noticias

0 Comentarios