Alejandro Sanz vuelve al pop-rock pero sin perder su aire flamenco

Alejandro Sanz presentó este martes en Madrid su nuevo álbum, "Paraíso Express", el octavo de la carrera del cantante español afincado en Miami, un trabajo "más pop-rock" pero sin perder el aire flamenco, que salió a la venta este mismo día en todo el mundo.

Alejandro Sanz presentó este martes en Madrid su nuevo álbum, "Paraíso Express", el octavo de la carrera del cantante español afincado en Miami, un trabajo "más pop-rock" pero sin perder el aire flamenco, que salió a la venta este mismo día en todo el mundo."Quería recuperar los arreglos más pop y dejar que el flamenco lo pusiera mi voz", explicó el cantante madrileño en conferencia de prensa."Paraíso express", que sigue a "El tren de los momentos" (2006), es un disco más optimista y recupera "el espíritu" de los primeros discos del cantante, con unos arreglos "más pop-rock" y menos sonidos latinos, pero "conservando esa forma de cantar más flamenca", precisó.El cantante, originario de Cádiz (Andalucía, sur) recordó la importancia del flamenco en su estilo: "El flamenco ha sido mucho más importante para mí" frente a las influencias del rock; "aprendí a cantar escuchando a Camarón y a Paco de Lucía", señaló.El álbum, producido por el puertorriqueño Tommy Torres, es "el menos italiano" de sus trabajos, aunque incluye baladas como "Desde cuándo", y está dirigido tanto para sus primeros admiradores de los 90 como para las generaciones más jóvenes, según el cantante."No trato de ser muy autobiográfico en este disco ni contar mi vida, sino contar nuestra vida, situaciones comunes a todos", describió el cantante, para el cual "el paraíso son estas 10 canciones que quiero compartir con la gente".Sanz, que reside desde hace años en Miami (Estados Unidos), donde ha sido multipremiado en los Grammy, presentó su octavo álbum después de unas intensas semanas de promoción que le han llevado a Argentina, México, Colombia y Estados Unidos.En Las Vegas interpretó por primera vez el viernes en la 10ª edición de los premios Grammy latinos el primer single del álbum, "Looking for Paradise", que canta a dúo con la cantante estadounidense Alicia Keys.Durante la rueda de prensa Sanz tocó en la guitarra las notas del estribillo de "Looking for paradise", cuyo vídeoclip presentó en su página web hace dos semanas y ya es número uno en varios países.Para componer este tema, Sanz había pedido hace unos meses la colaboración por internet creando un canal en YouTube para recibir sugerencias sobre el "paraíso ideal", para lo que recibió las respuestas de estrellas como Eva Longoria, Shakira, Juanes y Paulina Rubio.En esas propuestas, "nadie hablaba del tema religioso, sino de cosas muy cercanas que tienen que ver con la familia y los amigos", señaló.Durante la presentación, el autor de "Corazón partío", de 40 años, tomó varias fotos de los asistentes con su teléfono móvil para colgarlas en su página web, que ha alimentado personalmente en las últimas semanas con motivo de la salida de su nuevo trabajo.Ante la caída de las ventas de discos debido a internet, estimó que "en algún momento la cosa se va a poner en su sitio"; por el momento "es importante la creatividad" y en ese sentido reconoció que ha habido "un esfuerzo por parte de la prepromoción, de la compañía y de todo el equipo" por utilizar las nuevas tecnologías."Ahora empieza a ser muy importante esa promoción en la que incluimos a la gente y se le hace partícipe de lo que está pasando", admitió, pero dejó claro que lo suyo es cantar."Una parte del trabajo es hacer las canciones y en eso me quiero quedar", aclaró.El cantante, vestido con vaqueros y zapatillas deportivas, no quiso responder a preguntas sobre su vida personal: "Procuro mantener mi vida al margen de todo esto", zanjó.Para presentar el nuevo disco, el cantante ofrecerá en Madrid ocho concierdos entre el 25 de noviembre y el 5 de diciembre --cuyas entradas se agotaron hace unas semanas--, antes de una gira por América que iniciará en febrero.

Más noticias

0 Comentarios