Alberto de Mónaco demanda a estadounidense que dice haber sido su "espía"

El príncipe Alberto de Mónaco presentó una demanda judicial en Los Angeles, Estados Unidos, contra un ciudadano estadounidense, Robert Eringer, que afirma haber hecho tareas de "espionaje" entre 2002 y 2007 a pedido del actual soberano del principado.

El príncipe Alberto de Mónaco presentó una demanda judicial en Los Angeles, Estados Unidos, contra un ciudadano estadounidense, Robert Eringer, que afirma haber hecho tareas de "espionaje" entre 2002 y 2007 a pedido del actual soberano del principado."El principado quiere recordar que está en curso en Estados Unidos una demanda contra Eringer", precisó un comunicado emitido por el palacio monegasco.El abogado del príncipe Alberto, Thierry Lacoste, indicó a la AFP que el procedimiento judicial "está a punto de comenzar" ante un tribunal de Los Angeles.En una entrevista publicada esta semana por la revista francesa Paris-Match, Robert Eringer afirma que a pedido del príncipe Alberto organizó una agencia de espionaje bautizada "Monaco Intelligence Service" que rendía cuentas al soberano monegasco.Eringer asegura que investigó a "mucha gente que trabaja en su entorno", en particular un reputado empresario, un alto funcionario y un agente inmobiliario. Dijo que también hacía "trabajos para infiltrar" a la prensa pues "le encantaba saber quién informaba a los diarios", dijo Eringer.En el comunicado, el palacio monegasto indicó que esas declaraciones carecen de fundamento y expresó "su indignación ante tantas afirmaciones mentirosas y difamatorias hacia su alteza el príncipe Alberto II de Mónaco que empañan su imagen y la del Principado de Mónaco".Eringer afirma que sus relaciones con el príncipe concluyeron en 2007 sin que haya sido advertido de ello. "Me dejó trabajar y le he enviado las facturas por lo que me debe", afirmó, luego de haber presentado una demanda ante un tribunal de Santa Bárbara (California) por ruptura abusiva de contrato.Por ser jefe de Estado, el príncipe Alberto goza de inmunidad."Las acusaciones de Eringer no se basan en nada. No hay ni un solo elementos de prueba. Es aire", declaró Lacoste a la AFP.

Más noticias

0 Comentarios