Alan García está "angustiado" por rechazo popular a sus políticas, dice Bolivia

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó este martes que quien está "angustiado" es el presidente Alan García, porque el pueblo peruano rechaza sus políticas de privatización.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó este martes que quien está "angustiado" es el presidente Alan García, porque el pueblo peruano rechaza sus políticas de privatización.García Linera replicó de esa manera las declaraciones del mandatario peruano que, sin mencionarlo, calificó el lunes de política del "angustiado" a las decisiones del presidente boliviano, Evo Morales, por su estrategia en la exploración y explotación de hidrocarburos."Si alguien tiene que tener angustiado supongo que será la persona que habló de angustias, porque se le acaba el tiempo y encuentra a un pueblo que poco a poco va tomando conciencia y rechaza esas políticas de privatización", señaló García Linera en una rueda de prensa.Agregó que también debe estar angustiado "el noble y querido pueblo peruano que está entregando sus riquezas naturales a poderes extranjeros" en una historia que, a su juicio, es un "arcaismo, un retroceso", que pertenece al siglo pasado.El Vicepresidente boliviano recordó que ese tipo de política fue implementada en su país por el ex presidente neoliberal, Gonzalo Sánchez de Lozada, que fue derrocado en octubre de 2003 por una revuelta popular que se oponía a la venta de gas a Estados Unidos por un puerto de Chile."Eso es terrible para la salud de una economía de un pueblo, serán decisiones de los gobernantes pero yo creo que la angustia va por ahí porque un pueblo esta perdiendo la soberanía sobre sus recursos naturales" remarcó y aseguró que esas decisiones contribuyen al empobrecimiento de los países.Aseguró que en Bolivia hay "tranquilidad, serenidad y profunda alegría" por la recuperación de sus recursos naturales y por "el desarrollo histórico de su economía", que es la de mayor crecimiento en Latinoamérica.Desde hace dos años Lima y La Paz mantienen relaciones diplomáticas difíciles debido a las posiciones ideológicas antagónicas por la orientación de izquierda del mandatario boliviano y la posición de derecha de su par peruano.

Más noticias

0 Comentarios