Alan García anula reunión con Bachelet y vuelve a Perú por caso de espionaje

El presidente peruano, Alan García, resolvió el sábado acortar su participación en la cumbre de la APEC en Singapur y regresar a su país 24 horas antes de lo previsto a raíz del caso de espionaje con Chile, cancelando una reunión prevista con su homóloga chilena Michelle Bachelet.

El presidente peruano, Alan García, resolvió el sábado acortar su participación en la cumbre de la APEC en Singapur y regresar a su país 24 horas antes de lo previsto a raíz del caso de espionaje con Chile, cancelando una reunión prevista con su homóloga chilena Michelle Bachelet.Mientras tanto, Chile descartó estar involucrado en el caso de espionaje en perjuicio de Perú, indicó su canciller Mariano Fernández Amunátegui, también presente en Singapur, agregando que su país "no practica el espionaje"."Estoy adelantando 24 horas mi regreso para tener una información plena, adecuada, y poder expresarme desde dentro del Perú", dijo Alan García a la prensa en el hotel en el que se aloja en Singapur justo antes del inicio de la cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC).El escándalo por espionaje y la vuelta anticipada a su país hicieron que Alan García cancelase una reunión prevista el domingo por la mañana con Bachelet al margen de la cita de la APEC y en la que también iba a participar el presidente mexicano Felipe Calderón."Tenemos que suspenderla porque estamos volviendo a Perú justamente por este tema", indicó, sin querer pronunciarse en lo inmediato sobre el caso de espionaje en favor de Chile que involucra a dos peruanos y dos chilenos.García dijo que quería esperar su regreso a Lima, previsto el lunes, "para dar una declaración teniendo en cuenta todos los elementos que ahí deben haber".A pesar de anticipar su regreso y cancelar la reunión con Bachelet, Alan García decidió participar el sábado en la jornada de apertura de la cumbre anual de la APEC, donde se encontraba también la presidenta chilena.La información divulgada el jueves de que un suboficial de la Fuerza Aérea peruana (FAP), Ariza Mendoza, espiaba en favor de Chile, ha causado conmoción en Perú.El caso se complicó el viernes cuando un juzgado peruano emitió orden de captura contra dos supuestos militares chilenos, acusados de instigadores de espionaje en perjuicio del Estado peruano, mientras se inician averiguaciones para determinar si procede una orden de extradición.Mientras el jefe de Estado peruano optó por la prudencia, su canciller José Antonio García Belaúnde no dudó en calificar al caso de "acto ofensivo".En declaraciones a una radio peruana, García Belaúnde indicó que el gobierno peruano dejará "sentado muy claro la protesta y pedirá que se sancione a los responsables chilenos de este acto inamistoso y ofensivo contra el Perú" y afirmó que el embajador de Perú en Santiago será llamado a consultas.En medio de la tormenta diplomática que se ha desatado por el caso, el canciller chileno Fernández Amunátegui rechazó que Chile haya participado en cualquier tipo de actividad "ilegal" en su relación con Perú."Descartamos la participación del gobierno chileno en cualquier actividad respecto de cualquier cosa que sea ilegal en la relación entre los dos países", indicó."En estas materias hay que ser extremadamente prudentes. Hay que preocuparse de que esto está en manos de la justicia de otro país, y que la justicia de ese país resuelva la situación de las personas afectadas", agregó.Fernández Amunátegui y García Belaúnde mantuvieron una conversación telefónica, indicaron el sábado a la AFP fuentes diplomáticas coincidentes.Las relaciones entre los dos países están marcadas por la tensión, tras una demanda que presentó Perú contra Chile en enero de 2008 ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por una controversia de límites marítimos en el Océano Pacífico.

Más noticias

0 Comentarios