Air Comet: cientos de personas esperan una solución en aeropuerto de Madrid

Cientos de personas, sobre todo latinoamericanas, esperaban este martes en el aeropuerto de Madrid ante las ventanillas cerradas de Air Comet esperando una alternativa para poder volar a sus países por Navidad, ante el sorpresivo cierre de la aerolínea española.

Cientos de personas, sobre todo latinoamericanas, esperaban este martes en el aeropuerto de Madrid ante las ventanillas cerradas de Air Comet esperando una alternativa para poder volar a sus países por Navidad, ante el sorpresivo cierre de la aerolínea española."Tenía que coger un vuelo a Lima a las ocho y media de ayer" por la noche, el primero que canceló la compañía, relata Linda, estudiante de 19 años que se disponía a regresar con su padre a su país de origen para pasar las vacaciones navideñas con la familia.A los que iban a viajar a Perú y finalmente tuvieron que dormir en la terminal 1 de Barajas, se unieron este martes cientos de viajeros con destino a Quito y Guayaquil, Bogotá y Buenos Aires."Ladrón, que nos devuelvan nuestro dinero", coreaban, mientras martilleaban con objetos metálicos, varios viajeros instalados con sus equipajes frente a los mostradores vacíos y las ventanillas de información cerradas de Air Comet."¿Dónde está Díaz Ferrán? Queremos viajar", "El presidente de la CEOE no tiene vergüenza", "Nos han robado, queremos ir a Lima", "Díaz Ferrán ladrón", rezaban varios carteles instalados por los viajeros en los mostradores de la compañía.Hacían alusión al propietario de la empresa, que el lunes por la noche suspendió sus vuelos por orden de un juez británico, debido a su fuerte endeudamiento de la aerolínea, del grupo turístico Marsans.Este martes los vuelos anulados eran las rutas de Madrid a Guayaquil, Lima y Buenos Aires y los que unían Bogotá, Guayaquil, Lima y Buenos Aires con Madrid, según fuentes sindicales.A primera hora de la mañana varios viajeros afectados bloquearon la llegada de vehículos a la terminal 1. Horas después eran avisados por megafonía de que podrían reclamar en la terminal 2 y otros aceptaron subirse a un autobús que les llevaría a las oficinas de la empresa para recibir información.Pero cientos de ellos seguían esperando en Barajas, muchos con niños pequeños, las explicaciones de algún empleado de la empresa que no aparecía. Unos 1.500 viajeros estarán afectados diariamente por el cierre de Air Comet en los próximos días, según fuentes sindicales."Compré el pasaje el 29 de mayo, he llegado y me encuentro con que Air Comet ha quebrado"; "es una vergüenza que el gobierno no haga nada", se lamenta el ecuatoriano Isaí Quinteros, chófer en Barcelona de 41 años que pretendía pasar el fin de año con su esposa y sus tres hijos y que dice sentirse "impotente"."Es la segunda vez, pero la tercera ya no me joden". Isaí ya conoce la experiencia: las navidades de 2006 se quedó sin poder viajar por otra quiebra, la de la también española Air Madrid, por la que tres años después le siguen debiendo cinco pasajes."Me acabo de enterar y es muy mal porque no nos dicen nada": Elisabeth, ecuatoriana de 31 años residente en Madrid, trata de calmar a su bebé de un año mientras espera que alguien llegue a dar alguna explicación. "Como yo hay mucha gente con niños", advierte, y aclara que lo que quiere es "viajar, no que me devuelvan el dinero".La quiebra de Air Comet sorprendía también este martes en Barajas a un grupo de unos 80 hinchas del Estudiantes de La Plata que regresaba de ver el sábado en Dubai el partido de fútbol del equipo argentino contra el FC Barcelona, que ganó éste por 2-1, en el Mundial de Clubes."La culpa la tiene el gobierno español, que habilita una compañía que tiene problemas financieros", señala el argentino Rubén Charne, de 55 años, que ve contradictorio la dura legislación española contra la inmigración ilegal y que les retengan en un aeropuerto sin dejarles regresar a su país.

Más noticias

0 Comentarios