Los Agentes Secretos Famosos

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba nunca han sido fáciles incluso desde antes de la llegada de Fidel Castro al poder. Ha habido altibajos, momentos de gran tensión, guerra, y también gestos amistosos. Pero en este devenir cíclico, hay en estos momentos una espina que –aunque interesante políticamente- podría causar profundos rasguños en la relación entre ambos países.

Desde el 4 de diciembre pasado, Alan Gross, un estadounidense de 60 años originario de Maryland ha estado detenido en una prisión cubana acusado de trabajar para la CIA. Estados Unidos niega la alegación y dice que Gross estaba trabajando en un programa que promueve la democracia, y ayudando a judíos-cubanos a sortear el bloqueo cubano a la información.  

Mala idea.

Para las autoridades cubanas, esas son actividades vistas como anti-revolucionarias y en el caso de un extranjero, como actividades de espionaje. Es una lástima que sea así y es despreciable ver que el gobierno cubano le tema tanto a un extranjero, solito, que –aún si la acusación fuera correcta- quiere promover la democracia vía la libre información, no una insurrección.

A menos que haya mucho más atrás de todo esto. Y lo hay.

Para Cuba, Gross es probablemente ahora una carta comodín en el famoso caso de espionaje conocido como “Los Cinco Cubanos”, y que tiene en una batalla diplomática a Estados Unidos con Cuba desde hace años.Los “Cinco Cubanos” son un grupo de agentes que infiltraron el movimiento anticastrista en Miami y que fueron arrestados por  el FBI en 1998. El gobierno estadounidense afirma que eran terroristas que "atentaban" a la seguridad de los ciudadanos.

De hecho, los cubanos, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González, se infiltraron tratando de buscar información para impedir nuevos vuelos ilegales de pilotos del grupo “Hermanos Al Rescate”, que despegando desde Florida, entraban a espacio aéreo cubano para provocar a las autoridades de la isla. Los agentes también querían impedir nuevos ataques dinamiteros en hoteles de playa cubanos que creían habían sido organizados por grupos anticastristas.

La información de los agentes permitió a Cuba derribar dos aviones de “Hermanos Al Rescate” que regresaban de espacio aéreo cubano el 24 de Febrero de 1996, matando a sus cuatro ocupantes, todos ciudadanos estadounidenses.Luego de sus arrestos, Cuba insistió que sus agentes no llevaban a cabo ningún acto terrorista en contra del pueblo estadounidense, por el contrario lo único que hacían era buscar información sobre los futuros planes de ataque en contra de Cuba elaborados por organizaciones en Miami. Cuba también protestó porque el juicio se llevaría a cabo en esa ciudad, donde la influencia anticastrista penetra todas las esferas gubernamentales.

Los agentes cubanos fueron encontrados culpables y condenados a duras sentencias, incluyendo cadena perpetua para tres de ellos. Desde entonces, una serie de reclamos judiciales a favor de los cinco cubanos solo han logrado que la sentencia de cadena perpetua para Antonio Guerrero sea reducida a 22 años de prisión.

En Cuba, “Los Cinco Cubanos” son vistos como héroes nacionales. Si Cuba lo decide, el estadounidense Gross podría terminar siendo visto como un héroe en Estados Unidos también.

Más noticias

0 Comentarios