Afirmaciones de medicamento provocan alerta de salud

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas alertó a la comunidad sobre unos falsos medicamentos.

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas dio a conocer que los funcionarios están investigando varios productos vendidos sin receta comercializados de forma falsa como antibióticos e instan a la población a desechar cualquiera de los productos que pudieran tener.

Los productos se venden como suplementos dietéticos, bajo nombres como Amoxilina, Pentrexcilina, Ampitrexyl, Citricillin, Amoximiel y Pentreximil. El etiquetado de los productos de forma falsa sugiere a los consumidores que son antibióticos recetados.

Según el departamento, a los funcionarios les preocupa que la gente que tome los productos crea que proveen los efectos de salud beneficiosos de los medicamentos antibióticos. Los productos parecen no tener ningún ingrediente farmacológico activo y no están aprobados para tratar enfermedades.

El nombre y el embalaje de los productos podrían parecerse mucho a los de conocidos medicamentos antibióticos recetados, como la Amoxicilina y podrían estar disponibles en forma de cápsulas, jarabe, ungüento y para tomarse.

Parece ser que los productos se han distribuido en todo el estado y están dirigidos a los consumidores hispanos. Podrían venderse en varios comercios, incluidas tiendas independientes pequeñas que atienden a la comunidad hispana. Las instrucciones de uso están en español e inglés, reveló el departamento.

Así que se trabaja con otras agencias, incluida la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU., para investigar el origen, la distribución, el etiquetado y la publicidad de los productos. Por lo que se insta a los comerciantes a remover los productos de los estantes de sus tiendas y a contactar a sus distribuidores para obtener instrucciones.

Los funcionarios de salud estatales se enteraron de la situación a partir de reportes de que un hospital en Austin trató a varios pacientes cuyos padres erróneamente creían haber estado tratando a sus hijos con un antibiótico, indicó el departamento.

Sin embargo, retrasar el tratamiento con antibióticos puede empeorar una enfermedad. Las personas deben llamar a su doctor si creen tener una enfermedad que amerita tratamiento con antibióticos.

Puede llamar al 512-834-6755 para presentar quejas o para obtener más información, anunció el departamento.

Más noticias

0 Comentarios