Advierten de suplementos nutricionales antimicrobianos

Algunos productos ilegales se promueven falsamente que curan enfermedades como sinusitis, pulmonía, bronquitis y resfrío común.

La FDA ha determinado que varias empresas están comercializando productos que se parecen a productos antimicrobianos disponibles en México.

Los consumidores que usan estos productos quizá piensen que recibirán los beneficios de los medicamentos antimicrobianos pero estos productos pueden o no contener antimicrobianos, y su uso podría retrasar el tratamiento de enfermedades graves.

La FDA no ha aprobado el uso de estos productos para tratar, curar o prevenir enfermedades.

Es posible que los consumidores usen estos productos bajo la impresión de que contienen antimicrobianos. El hacer esto puede hacer que la enfermedad empeore y se retrase su tratamiento.  Un antimicrobiano es una sustancia que mata o para el crecimiento de patógenos como bacterias, virus y hongos.

La FDA se ha enterado de por lo menos 4 casos en Texas en los que niños recibieron atención de urgencia debido al empeoramiento de enfermedades después de que se les dieron productos que los padres creían que contenían antimicrobianos.

Estos productos tenían envases parecidos a medicamentos antimicrobianos que están disponibles en México. Se determinó que se les había dado a los niños un producto, Amoxilina, que los padres creían que era el antimicrobiano Amoxicilina. El darles el producto a los niños retrasó que recibieran tratamiento médico legítimo.

Aunque las etiquetas del envase están impresas tanto en inglés como español, el envase imita antimicrobianos fácilmente disponibles en México y que consumidores hispanos posiblemente conocen. 

Los consumidores que han estado usando este tipo de producto deben consultar de inmediato con sus proveedores de servicios de salud.

Los consumidores deben cuestionar la validez de cualquier producto que afirme ser un suplemento nutricional y que además trata, previene o cura enfermedades o contiene un antimicrobiano.

Estos productos se han distribuido en Colorado, Delaware, Texas, Florida, California, Georgia y potencialmente, en otros mercados. Y se comercializan con los consumidores hispanos. Es posible que se vendan en diferentes negocios, incluidos pequeños negocios independientes dedicados a la comunidad hispana.

Se hace un llamado a los profesionales de servicios de salud y a los consumidores a que reporten sucesos adversos graves, efectos secundarios, o problemas de calidad con el uso de estos productos al programa MedWatch Adverse Event Reporting de la FDA por Internet ingresando aquí https://www.accessdata.fda.gov/scripts/medwatch o por teléfono llamando al 800-FDA-1088.

Más noticias

0 Comentarios