Adviento un tiempo espiritual para avanzar

Este fin de semana empezamos un nuevo Ciclo en nuestra Liturgia: el Tiempo de Adviento. Me llamó mucho la atención al empezar la Santa Eucaristía el escuchar el canto de entrada con la canción: “Preparen el Camino del Señor, enderecen sus Caminos” una alabanza escrita por Cesáreo Gabarain.

Este fin de semana empezamos un nuevo Ciclo en nuestra Liturgia: el Tiempo de Adviento. Me llamó mucho la atención al empezar la Santa Eucaristía el escuchar el canto de entrada con la canción: “Preparen el Camino del Señor, enderecen sus Caminos” una alabanza escrita por Cesáreo Gabarain que en este tiempo nos acostumbramos a escucharla y de la misma manera nos invita a la reflexión: “te alabamos Dios con todo el corazón. Que resuenen nuestras voces con cantos de esperanza y voz de jubileo con danza te glorificamos. O Santo vemos que te mueves, tiempos de júbilo por venir y el pueblo vuelve a ti Jesús. Preparen el camino al Señor que resucitó” etc.

Recordemos que el Adviento es un tiempo cuyo nombre (Adventus) significa “venida” al revivir la esperanza gozosa del Mesías en su encarnación, preparamos el regreso del Señor al fin de los tiempos: vino, viene y volverá. Nos llama la atención, nos da miedo y mucho pánico cuando nos hablan del fin del mundo. Tanto el calendario Maya como el Apocalipsis nos hablan del final de los tiempos, pero no como se lo imagina o interpreta el mundo, sino cuando el hombre pierda el rumbo espiritual, mate al amor, pierda la fe y la esperanza.

Por ser una persona curiosa y que me encanta saber que están viendo las personas en los cines, fui a ver la película “2012” que habla sobre este tema, en realidad encontré una película entretenida y con pocos mensajes. Pero del fin del mundo explicado bíblicamente nada.

Adviento nos acerca a Cristo, al hermano, y nos mueve el corazón para que cuando estemos preparados nuestro camino al Señor, lo hayamos hecho, en oración, en gozo, en perdón, en reconciliación, con aportes positivos, creando fuentes de trabajo, luchando y defendiendo a los inmigrantes. Apoyando a obras de caridad y beneficencia sobre todo en este tiempo de crisis no solo económica sino espiritual. Que el Tiempo de Adviento nos de la oportunidad de sembrar valores en nuestra sociedad sobre todo trayendo esperanza y oportunidades a los más necesitados, unámonos en oración para que tengamos una gran preparación de Adviento. Cristo espera por ti, sal al encuentro.

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo

Más noticias

0 Comentarios