URGENTE Alerta de tsunami para Hawaii tras terremoto de 7.7 grados

Activista saharaui hará huelga de hambre "hasta la muerte", según familiar

La activista saharaui Aminatu Haidar, que el martes entraba en su 23º día de huelga de hambre en Lanzarote (España) para reclamar que Marruecos la deje volver al Sáhara Occidental, ayunará "hasta la muerte", aseguró al diario español ABC su compañero sentimiental, Bachir Lekhfawni.

La activista saharaui Aminatu Haidar, que el martes entraba en su 23º día de huelga de hambre en Lanzarote (España) para reclamar que Marruecos la deje volver al Sáhara Occidental, ayunará "hasta la muerte", aseguró al diario español ABC su compañero sentimiental, Bachir Lekhfawni.Entrevistado en El Aaiún, en el Sáhara Occidental, ex colonia española anexionada por Marruecos en 1975, Lekhfawni afirmó que Haidar "tirará hasta la muerte". "Eso no se discute. La familia no va a intervenir" para disuadirla, agregó."Esperamos su vuelta, viva o muerta", afirmó. "Que va a regresar es seguro. Lo que no sabemos es si lo hará dentro de un ataúd. Tal y como están las cosas veo el final un poco feo", añadió.Aminatu Haidar, de 42 años, militante por la independencia del Sáhara Occidental, entró el martes en su 23º día de huelga de hambre, para pedir que se le permita regresar a El Aaiún, lo que Marruecos le niega alegando que la activista habría renegado de su nacionalidad marroquí.Haidar fue expulsada el 14 de noviembre del Sáhara Occidental por las autoridades de Marruecos, a las que acusa de haber confiscado su pasaporte marroquí.La prensa española publicaba también el martes fragmentos de una carta de los dos hijos de la activistista, de 15 y 13 años, en los que lanzan "un llamamiento urgente a todos los niños del mundo" y a "todas las madres del mundo"."íQueremos que vuelva nuestra mamá!", escribían los hijos de Haidar según un copia de la carta, escrita en francés, publicada por ABC en su primera página.La militante pro Frente Polisario, que no forma parte de la organización independentista saharaui, hizo saber el lunes que rechazaría todo tipo de atención médica. El gobierno socialista español, incómodo por el desarrollo de los acontecimientos, intenta convencerla de que cese su huelga de hambre antes de que sea demasiado tarde.

Más noticias

0 Comentarios