Abogada de víctimas francesas quiere que Astiz se muera en la cárcel

Sophie Thonon, la abogada francesa que representa legalmente a las familias con desaparecidos franceses durante la dictadura argentina (1976/83), dijo en una entrevista publicada el domingo en el diario Clarín que el deseo es que el ex marino Alfredo Astiz se muera en la cárcel.

Sophie Thonon, la abogada francesa que representa legalmente a las familias con desaparecidos franceses durante la dictadura argentina (1976/83), dijo en una entrevista publicada el domingo en el diario Clarín que el deseo es que el ex marino Alfredo Astiz se muera en la cárcel."Queremos que Astiz termine como (Klaus) Barbie (Altman), el (alto jerarca) nazi, en la cárcel de Lyon, hasta el final de sus días. Eso es lo que esperan los familiares y amigos de sus víctimas", dijo Thonon, quien consiguió la condena a cadena perpetua en ausencia de Astiz en los tribunales de París en 1990.Altman, un alto oficial del nazismo, murió de cáncer en un penal francés en setiembre de 1991, cuatro años después de haber sido condenado a perpetua.La abogada adelantó que se presentará en el juicio iniciado el viernes al ex capitán de fragata conocido como 'el ángel rubio de la muerte', junto a otros 18 represores, por la desaparición de dos monjas francesas entre casi un centenar de crímenes de lesa humanidad durante el régimen militar."Buscaré el momento en que mi presencia sea la más pertinente", dijo la profesional en una entrevista realizada en París en la que manifestó su confianza en el accionar de la justicia argentina."Argentina es uno de los pocos países que juzgó a la Junta Militar después de la dictadura", recordó la abogada y enfatizó que, pese a los reiterados pedidos de extradición de Francia, "nuestra gran esperanza es que Astiz sea juzgado en Argentina"."A nivel pedagógico, en la lección que tiene que pasar la justicia a la historia para las generaciones futuras, el país que primero tiene que juzgar es el país en el que se cometieron los crímenes", sostuvo.Sin embargo, Thonon condicionó un nuevo pedido de extradición al fallo que finalmente adopte el tribunal y afirmó que "la gran lucha es que se juzgue el caso de Argentina sobre la base de un crimen de lesa humanidad o genocidio".Astiz (58 años), ya fue condenado en ausencia a prisión perpetua en Francia e Italia y está encausado en Argentina por la desaparición de la joven de origen sueco Dagmar Hagelin en 1977.El gobierno francés se congratuló el viernes por la apertura del juicio y saludó la "voluntad política" de las autoridades argentinas.Alrededor de quince ciudadanos franceses o descendientes de franceses se encuentran desaparecidos desde la dictadura, en la que hubo un total de 30.000 desapariciones según organismos humanitarios.

Más noticias

0 Comentarios