AF447: un informe de pilotos reclama nuevas medidas de seguridad

Dos pilotos, autores de una contrainvestigación sobre el accidente del vuelo AF447 Río-París, piden nuevas medidas de seguridad a la espera de sondas de medición de velocidad totalmente fiables y denuncian el "autismo" de la oficina encarga de la investigación técnica del accidente, según informó el domingo la prensa francesa.

Dos pilotos, autores de una contrainvestigación sobre el accidente del vuelo AF447 Río-París, piden nuevas medidas de seguridad a la espera de sondas de medición de velocidad totalmente fiables y denuncian el "autismo" de la oficina encarga de la investigación técnica del accidente, según informó el domingo la prensa francesa.En un informe publicado parcialmente por el rotativo francés Journal du Dimanche, Gérard Arnoux, presidente del Sindicato de Pilotos de Air France (Spaf, minoritario), parte querellante en el caso, y Henri Marnet Cornus, antiguo piloto de Airbus A340, piden entre otras cosas la obligación temporal de evitar las zonas con cristales de hielo susceptibles de taponar las sondas Pitot.En su contrainvestigación publicada a principios de octubre, Arnoux y Marnet Cornus afirmaron que el origen del accidente del AF447 que dejó 228 muertos en junio de 2009 estaba en estas sondas. Según ellos, resultaron taponadas por el hielo, lo cual provocó una cadena de fallos.En un nuevo documento que entregarán en los próximos días a la justicia, según el Journal du Dimanche, estos pilotos denuncian "el comportamiento autista" de la Oficina de investigaciones y de análisis (BEA) respecto a la responsabilidad de las sondas Pitot.A mediados de diciembre, el BEA, encargado en Francia de la investigación sobre el accidente del A330 de Air France, reafirmó que la disfunción de las sondas del grupo francés Thales era "uno de los factores" pero "no podía ser la única causa" del accidente.Pese a ello, recomendó cambiar las normas de certificación y estimó que "las pruebas destinadas a la validación de las sondas Pitot no parecen adaptas a los vuelos en alta altitud", entre otros en materia de temperatura, dado que los aviones vuelan hoy más alto que hace 25 años.Arnoux y Marnet Cornus acusan a las autoridades de no haber aprendido las lecciones de este nuevo diagnóstico y piden a los fabricantes desarrollar sondas certificadas para todas las condiciones meteorológicas y válidas para todos los modelos de aviones.Después del accidente, Airbus y las autoridades aéreas estadounidenses y europeas ordenaron a las compañías aéreas el remplazo en sus Airbus A330 y A 340 de las sondas Thales por las sondas del estadounidense Goodrich.

Más noticias

0 Comentarios